Como lo Cuento

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

PDF o no PDF, esa es la cuestión

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
Share

Aquí os dejo las nada despreciables venturas y desventuras del amigo J.M. que quiso, sin demasiado éxito (para su desgracia), obtener la edición digital en PDF del diario "La Voz de Galicia".

Al final... casi le dan ganas a uno de pasar de todo y no pagar por nada. Así nos van las cosas en este país.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LogoLaVozDeGaliciaEstimados señores/as de los departamentos de suscripciones y marketing:

Ante todo, quiero comenzar felicitándoles por el 130 aniversario del diario. Parece que son ustedes profesionales de éxito de la comunicación escrita, pero, en mi humilde opinión, adolecen de ciertas carencias en la comunicación oral. Es por ello que he decidido enviarles este correo para describir mi desagradable experiencia.

Todo comenzó a mediados de febrero de 2012, tras leer con detenimiento un extracto de su página web donde rezaba y reza lo siguiente:

“Suscríbete a la edición digital de La Voz de Galicia. Descarga en un solo clic el PDF enriquecido del periódico con vídeos y álbumes de fotografías. Puedes hacer una suscripción diaria, semanal, mensual o trimestral.”

Me animé, pues, a suscribirme por el período de un mes. Tal vez hubiera obrado de forma precipitada, pero debo decir en mi defensa, que previamente llamé al teléfono que aportan como de atención al suscriptor. En esa llamada hice constar que estaba interesado en descargar el PDF completo, para poder leerlo en dispositivos electrónicos (portátil, tableta, teléfono,…) sin conexión a internet. La persona que me atendió, me aseguró que sí era posible y, además, sin ningún tipo de restricción y cuantas veces estimara oportuno.

Había comenzado así una bonita relación que, desafortunadamente no cuajó. A las primeras de cambio, cuando la alegría y el entusiasmo aún me llenaban, recibí mis primeras calabazas. No podía descargar el pdf completo, tan sólo la página actual. Comencé a hacer cálculos y mi tristeza aumentaba proporcionalmente al número de páginas del diario.

Pensé que se trataba de algún problema puntual, por lo que decidí intentarlo al día siguiente, con la variación (por si acaso) de intentarlo desde otro ordenador. El resultado fue, como no podía ser de otro modo, idéntico. Ahora tocaba ponerse en contacto con ustedes para solventar un problema, a todas luces, sencillo. Fue entonces cuando recibí el siguiente mensaje:

“Estimado suscriptor

El quiosco online solo permite la descarga individual de páginas, no del producto completo. Estamos trabajando en una funcionalidad que permita la descarga completa para una lectura en modo desconectado en el propio quiosco, pero por el momento no está operativa.

En cualquier caso, pasamos su consulta al departamento de marketing para que la tenga en cuenta.

Un saludo”

Me quedé sorprendido y llamé de nuevo por teléfono. La empleada que me atendió, muy amablemente, eso sí, me afirmó que efectivamente, cualquiera que leyera el anuncio extraería la misma conclusión, esto es, que sí es posible descargar el documento completo. Me comentó que se debería de modificar la publicidad. Acto seguido, procedió a cursar mi baja prometiendo la devolución del importe pagado.

En efecto, días después me notifican que han procedido a la devolución. Hasta aquí, todo correcto, más o menos. Habíamos sufrido por ese primer desencanto (malentendido para ustedes) pero la vida tenía que continuar.

Es momento de comenzar con la segunda aventura, donde uno, ya más maduro, contaba con estar más preparado.

Un  buen día pude comprobar como un suscriptor de la edición impresa descargaba en mi presencia el tan cotizado fichero PDF, podía seleccionar el ejemplar deseado en la hemeroteca  y descargarlo sin ningún tipo de incidencia. En ese momento comprendí que el secreto radicaba en suscribirse a la edición impresa. Resultaría más caro pero podría disfrutar del añorado tesoro. No obstante, tratando de no tropezar dos veces en el mismo PDF, opté por volver a marcar el teléfono del suscriptor. En esta ocasión, al otro lado se encontraba un hombre con voz grave, tono firme y gran seguridad en sus palabras. Yo, para evitar cualquier confusión, le expliqué mi desafortunada experiencia con la anterior suscripción. Él me tranquilizó y me convenció de que no habría ningún problema en la descarga, que él lo hacía todos los días. Le informo sin ninguna ambigüedad de que mi interés radica en el ya tan manido PDF. Le hice saber que sólo estaba interesado en descargar el PDF completo para poder consultarlo de forma autónoma. Como la respuesta fue afirmativa, procedimos a tramitar el alta como suscriptor de la edición impresa, con período de pago mensual, pero tan sólo de lunes a viernes. Facilité los datos requeridos (incluida la dirección de correo electrónico). Me advirtió de que se tardaría  entre siete y diez días en hacer efectivo el reparto y que me lo notificarían con antelación vía email.

No fue así, un buen día el repartidor apareció por casa comunicándonos que al día siguiente nos haría la primera entrega. Efectivamente, al regresar del trabajo el diario estaba allí, esperando impasible a ser leído. Pero yo quería más, yo deseaba descargar mi anhelado PDF y volví a llamar al teléfono del suscriptor para obtener mi usuario y contraseña de acceso. Ya estábamos más cerca del final feliz. La empleada que me atendió me comentó que tomaba nota y que al día siguiente me enviarían la información por correo (que para eso estaba).

Al día siguiente recibí la esperada notificación:

“Estimado J.M.
Ante todo quiero darte la bienvenida a La Voz de Galicia y agradecerte la confianza que has depositado en nosotros.
Tu número de suscriptor es el 111.222
Si tienes cualquier duda puedes dirigirte al teléfono de atención al suscriptor 900.154.218
Un saludo”

Un paso más hacia el éxito. Ya sólo faltaba la contraseña. Les envié otro correo pues se estaba haciendo cada vez más difícil la comunicación telefónica (los agentes siempre estaban ocupados). Al poco tiempo recibí la siguiente respuesta:

“Estimado J.M.
Le pedimos disculpas por los problemas en poder comunicar con nosotros a través del teléfono de atención al suscriptor. Tal y como le confirmó mi compañera, su número de suscriptor es el 111.222. En cuanto a la contraseña para acceder a la edición digital, la puede elegir usted. El acceso es a la edición digital, ya que actualmente no se puede descargar la versión en PDF.
Si tiene cualquier otra duda, puede contactar con nosotros, de forma habitual, a través del 900 154 218.

Fue en ese momento cuando se me rompió el corazón, otra vez me habían dejado el corazón partío.

Al día siguiente y tras numerosos intentos, conseguí contactar con el departamento de suscripciones. Me atendieron de forma respetuosa, pero me sorprendió la afirmación de la mujer, tras mi petición de leer de forma conjunta la publicidad que decía: “Descarga en un solo clic el PDF enriquecido del periódico con vídeos …”

En su opinión la frase podría ser interpretable y ella no era personal técnico. Técnico no sería, pero española sí y gallega también lo parecía. Le pedí que tramitara mi baja lo antes posible y me contestó que ya lo hacía, pero que no podía hacerlo de forma inmediata. Me entregarían el periódico al menos un par de días más (el viernes y el lunes).

Y llegó el viernes, pero el diario no fue entregado. Yo, que soy algo impetuoso o precipitado, deduje que sí habían sido capaces de darme de baja de forma inmediata. Me equivoqué de nuevo, tanto el sábado como el domingo, en mi puerta aparecía un ejemplar del diario (a pesar de haberme dado de baja y sobre todo de que la suscripción era de lunes a viernes).

Las últimas páginas de esta historia las dejo en sus manos pues no me atrevo a aventurar lo que el futuro me depara. Tal vez lleguen más ejemplares impresos, todos los días, días alternos, quién sabe.

Desconozco también si en esta ocasión cobrarán o no y en caso afirmativo, cuántos días (¿incluirán el viernes que no hicieron la entrega?, ¿el fin de semana que no estaba contratado?). Si es posible, me gustaría que me notificasen su intención. Simplemente les pido que reflexionen y consideren si han cumplido con el compromiso adquirido.

Yo quería un PDF, pero el pdf no me quiso a mí.

Les saluda atentamente:

J.M.

Actualizado ( Martes, 20 de Marzo de 2012 20:11 )
 

Frases Célebres - Braga

E-mail Imprimir PDF
Share

Si en invierno llevamos una braga para proteger el cuello...

¿en verano deberíamos llevar tanga?

(Doctor Mento)

Actualizado ( Jueves, 19 de Enero de 2012 21:45 )
 

SuperHeroes - HBO

E-mail Imprimir PDF
Share

Aburrido en el aeropuerto de Lisboa, esperando el avión a Madrid, he decidido ver un documental de la HBO llamado "Superheroes".

Cuando vi el trailer en su día, me apeteció verlo. Lo primero que pensé, es que iba sobre un grupo de frikis norteamericanos que decidían vivir sus vidas siendo superhéroes y... en cierto modo lo es, pero tras terminar de verlo, he cambiado radicalmente mi opinión.

Ya he hablado en diversas ocasiones de otras series y producciones de la HBO y, como ya nos tienen "mal-acostumbrados"... nunca te dejan indiferente.

En este caso, este grupo de individuos que visten y actúan de forma rara, realmente son gente que, a su manera, trata de hacer de este mundo un mundo mejor.

Si visteis la genial película  "Kickass" os podéis hacer una idea de qué va la cosa. La diferencia... esta gente no usa la violencia. Simplemente vigilan las calles, llaman a la policía cuando es necesario, hacen de testigos, reparten comida o "kits" de ayuda a vagabundos y gente a la que nadie hace caso, hablan con ellos... son gente real y normal, como tú y como yo.

Estoy seguro que la mayoría de nosotros (incluido yo) se reiría de sus vestimentas (disfraces, para nuestros ojos) pero sus ideas son nobles. Y... muchos de nosotros no haríamos lo que hacen ellos.

Muchos de los superhéroes que aparecen en este documental han tenido problemas o traumas psicológicos en su vida (resulta casi evidente), pero en vez de hundirse en si mismos y convertirse en una lacra para la sociedad, han decidido cambiar las cosas y mejorar la vida de los demás.

Todos ellos invierten su dinero y tiempo libre en el desempeño de esta labor. Unos son profesores, otros tatúan, otros son vigilantes de seguridad, otros amos o amas de casa y con hijos...

Me parece un acto bonito. En cierto modo, un poco infantil, por como viven y ciertas cosas que dicen o hacen pero... su mensaje es claro: "cualquiera puede ser un superhéroe, incluid@ tú".

Actualizado ( Domingo, 01 de Enero de 2012 16:28 )
 

El frío tampoco está tan mal

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Share

FríoOs entiendo, se que el invierno es... espera, como era ese término meteorológico... “jodido”. Hace frío, llueve, graniza, nieva, se moja la ropa, hay charcos por todos lados, goteras en el techo, humedades... lo entiendo.

Por diversas razones he vivido en distintos lugares de España y os puedo asegurar que tengo criterio suficiente como para hablar de estas cosas. He vivido en Las Palmas de Gran Canaria durante 6 años y, aunque he de reconocer que a veces también hace malo, la media general es de “sol todos los putos días”.

El sol está bien... ¡está muy bien!. Permite hacer planes todos los fines de semana, ir a la playa, campo... lo que quieras. Pero también tiene sus contras. Los que tenemos ojos y piel clara tenemos la pega de la protección solar. El sudor... inaguantable por las noches. En la actividad diaria, el calor se convierte en un rival imbatible. Te baja la tensión y te apalancas (“te aplatanas” como dicen ellos).

Por el contrario el frío es cabrón, pero es un cabrón conocido. Llega un momento en el que te puedes abrigar y llegar a un pequeño consenso con él y tener un momento de tregua (te da por el culo, pero te acostumbras).

No defiendo el frío. Me encanta el sol, la playa, las olas, la sidrina en el “prau”, las barbacoas con los amigos, la música y las risas junto a la hoguera de San Juan...  pero defiendo la variedad. Me gusta vivir en el norte de España porque tenemos la bendición de tener un clima que varía según la estación (no nos quejemos este año. El verano ha sido espectacular).

La lluvia es bastante engorrosa... cómo diría yo... ¡moja!. Pero si tenemos la suerte de tener los parajes y los montes que tenemos es porque llueve. Como diría Joe Hallenbeck (Bruce Willis en “El Último Boy Scout”) “El cielo es azul, el agua moja y las mujeres tienen secretos”. Vamos, que ni el “Capitán Obvio” sería capaz de rebatirlo.

Soy aficionado a la fotografía. Desde hace tiempo formo parte de un grupo de fotografía y, además de visitar multitud de sitios, también he tenido la oportunidad de poder verlos como son en verdad. Todos tenemos la costumbre de salir cuando hace bueno pero... ¿qué es una Costa da Morte sin viento ni olas batiendo las rocas ferozmente? Eso sería como Marina d'Or (¡qué guay!). He visto lugares alucinantes con el tiempo que normalmente suele hacer en dichos parajes (frío, lluvia, viento...) y lo que para muchos sería un tiempo de mierda, si te adaptas a ello y te dejas llevar...  conseguirás apreciar el lugar y el momento tal y como es o debería ser.

Con la lluvia, el verde se vuelve intenso... muy intenso... ¡fosforito!, como decía una amiga durante el Camino de Santiago. Es cierto, es alucinante. Todo cambia, todo se ve distinto.

No trato de cambiar la opinión de nadie con respecto al “mal tiempo”. Simplemente estoy dando otra visión sobre el asunto. Mi visión.

Una cosa que me encanta es cuando, dentro de unos márgenes seguros, obviamente, la naturaleza se pone farruca y nos deja bien claro quién manda aquí. Nos deja bien claro quién está de paso y quién ha estado siempre. No sé a vosotros pero a mí me encanta ver las tormentas desde la ventana. Es una cosa fascinante. Los colores se vuelven intensos y brillantes.

¿Recordáis el “huracán” que nos azotó el 23 de enero de 2009?. Eso puso en su lugar a más de uno. Estoy seguro. También estoy seguro de que la vida de más de uno cambió aquella noche. Para bien y para mal. Hace poco lo comentaba con una gente y lo comparaba con la lluvia de peces y ranas en la película “Magnolia”. Es algo tan absurdo, tan fuera de lo normal, algo tan radical y poco cotidiano que el mero hecho de dejarte fuera de cuadro puede hacer que todo lo que tenías como auténtico y verdadero, tu sistema de referencias, tu forma de pensar, se venga abajo y con ello te des cuenta de que las cosas pueden ser interpretadas de forma distinta. Es como una pequeño detonante que inicia una reacción en cadena.

Tal vez se me esté yendo mucho la pinza pero sin saber de nada ni tener idea de cifras ni estadísticas... ¿no creéis que al día siguiente mucha gente vio como su negocio se venía a pique mientras otros se hacían de oro?. Ese suceso cambió vidas.

Gente se conocería al quedarse encerrada. Otros... ya sabemos, a falta de luz eléctrica y sin mucho que hacer un viernes a las 22:00... se dedicarían a fabricar niños (o a practicar).

Otra cosa que tiene el frío y el mal tiempo es que, al estar más tiempo en casa o lugares cerrados/cubiertos, pasamos más tiempo con la gente. En verano, en la playa el ambiente es distinto. No nos comunicamos tanto ni tan bien. Todo suele ser más superficial y esporádico (que a veces no está mal, ¡ojo!).

Con el frío la gente se vuelve más cercana. Compartes un café, una manta, el calor de una chimenea... no sé, es otro rollo. Es como si el frío que hay en el exterior fuera directamente proporcional a la calidez humana y del hogar.

Me encanta cuando vas a un bar de aldea, entras, y según te ven te ofrecen casi antes de pedir nada una taza de caldo (en Cantabria por lo menos sé que pasa). Por no hablar de cómo huele el cocido Lebaniego que están sirviendo en las mesas.

Normalmente soy el tipo de persona que procura estar lo mínimo posible en casa. Pero por todo lo comentado, igual que le pasará a mucha otra gente, en invierno, al poder hacer menos planes que en otras estaciones del año y pasar más tiempo en casa, aprendes a valorar más tu hogar y la gente con la que vives.

El cambio meteorológico que tanto adoro a lo largo de todo el año, como comenté más arriba, ayuda a valorar más las cosas. La presencia de “algo”, normalmente implica que eches de menos la ausencia del “otro algo”. Muchas veces pasa que sólo nos damos cuenta de cuanto apreciamos algo o a alguien cuando ya no está (o bien porque se ha ido o por otras razones). El clima es igual. Si cambia, nos permite darnos cuenta de estas cosas. Si todos los días comiéramos nuestro plato favorito... seguro que para la inmensa mayoría, ese plato dejaría de tener su atractivo. Está en nuestra naturaleza anhelar lo que se nos prohíbe, escasea o incluso falta y, cuando lo tenemos... pierde su interés.

Somos humanos, somos raros... pero somos así.

Espero que con este mojón que os he soltado, podáis abrir un poco más vuestras mentes y ver que... el frío tampoco está tan mal.

Actualizado ( Martes, 25 de Octubre de 2011 20:22 )
 

Jee-won Kim

E-mail Imprimir PDF
Share

Jee-woon KimHace ya un par de meses, un familiar mío me sugiró ver la película "I Saw the Devil" del director Jee-woon Kim.

Sinceramente... me alegro mucho de que aquello ocurriera. Tanto, que he visto gran parte de la filmografía de este director coreano y la he disfrutado como un enano.

Si es cierto, que para ser un director asiático, tiene bastante influencia del cine occidental (norte-americano, principalmente). No en cuanto al tipo de películas, que también, sino al estilo de dirección. Sin embargo no todo es así, también hay momentos en los que se nota de dónde procede el director.

La fotografía en sus películas es espectacular en mi opinión. Es capaz de mostrar momentos de total belleza visual o extrema crudeza sin pecar de empalagoso en un caso o zafio y grotesco en el otro. Y lo que más me gusta... nos da tiempo a recrearnos y disfrutar de las imágenes sin por ello hacerse lento o pesado su visionado.

De momento (porque pienso seguir su carrera), he visto las películas "I Saw the Devil" (Akmareul boatda - 2010), "The Good, the bad and the weird" (Joheunnom nabbeunnom isanghannom - 2008), "Bittersweet Life" (Dalkomhan insaeng - 2005) y "Two Sisters" (Janghwa, Hongryeon - 2003). Y en el mismo orden... en la primera podemos ver un auténtico thriller psicológico, en la segunda una comedia de aventuras, en la tercera una película de acción y mafia y por último y la que más recientemente he visto... toca el cine de terror, mezclado con drama y suspense...

Hablemos de "piratería" una vez más...

Ninguna de estas películas ha pasado por los cines de mi ciudad ni las he podido encontrar en tiendas. Ni tan siquiera la más reciente y conocida "I Saw the Devil".

Gracias, una vez más a internet y a la gente que se dedica de forma altruísta a traducir los subtítulos, he podido descubrir a éste gran director.

No voy a entrar en detalles, tan sólo quería que os sonara el nombre y, si os es posible, busquéis la forma de poder ver sus películas.

Por último, comentar que está trabajando en una nueva película que será estrenada el año 2013 cuyo título es "The Last Stand" y donde se rumorea que, ni más ni menos que Arnold Schwarzenegger interpretará el papel de un sheriff que luchará para proteger a su pueblo del ataque de un cartel de la droga mexicano y, como dicen en varios websites dedicados al mundo del cine... el film podría ser algo entre "Sólo ante el Peligro" y "La Jungla de Cristal"... vaya combinación para un sexagenario, ¿no?. Estaremos pendientes....

Actualizado ( Martes, 21 de Junio de 2011 18:08 )
 

Las redes sociales valen para algo más que para ligar...

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Share

Para bien o para mal... conozco al tipo que sale en el vídeo que os voy a poner a continuación ;)

Por lo que yo sé del amigo Pepe Saavedra... es un tío normal, un ciudadano como tú y como yo. Un trabajador. Y tomó la decisión un día de salir a la calle y cambiar el mundo a su manera.

Este blog, como todo lo que he dicho y he hecho antes... no ha pretendido jamás ser un tablón de anuncios de ningún bando político, ni religioso, ni de nada. Simplemente es lo que es. Divulgativo, sincero y sencillo.

Las ideas que defiende Pepe son ideas que, independientemente de la dificultad para ser alcanzadas o no, nos afectan a todos y, seguro que más de una vez nos hemos a parado a pensar o hemos discutido con otra persona sobre ello.

No defiende ni la derecha ni la izquierda, simplemente te defiende a ti, a mi, a él mismo... a todos. ¿Por qué hay crisis sólo para algunos?. ¿Por qué los bienes y las riquezas están tan mal repartidas?. ¿No es justo, verdad?. Pues hay que cambiar eso, y la única forma de hacerlo es... actuando.

Obviamente tampoco defiendo cosas como que al que tiene mucho porque lo ha sudado, sufrido y currado durante toda su vida, se le quite para darle a otro que no ha dado ni palo porque no ha querido y al mismo tiempo reclame una casa, un coche, un ordenador... tampoco sería justo, pero... estas cosas y muchas otras son las que tienen que salir a la luz. Salir a debate, hacernos hablar y tomar decisiones sobre ello. TODOS JUNTOS.

¿Estamos educando bien a nuestros hijos?, ¿estamos cuidando nuestro planeta?, un millón de cosas que verdaderamente importan, y... ¿en realidad qué vemos en la televisión y en los medios de comunicación?... partidos políticos tirandose mierda unos contra otros. Señores, vuestras diferencias nos importan un carajo, nos importa avanzar y mejorar.

Entrevista en Telelugo a Pepe Saavedra en Vimeo.

También os pongo un segundo vídeo que acabo de ver y que es algo de lo que estuve hablando ayer con unos amigos. Una pregunta que me hago yo y que no entiendo... ¿a caso los mossos d'esquadra o la policía local, o nacional, verdes, azules, rojos o amarillos no son ciudadanos como el resto?. ¿Son ricos?, ¿no tienen hipotecas?, ¿no tienen hijos?. Entonces digo yo... ¿por qué realizar semejante bestialidad contra un grupo de gente que se manifestaba de forma pacífica?. No es justo.

Pues el vídeo, aunque fue grabado en otro país y en otro momento, la realidad que refleja es la misma.

Miradlo y judgad vosotros mismos.

¡Democracia Real Ya!

Actualizado ( Domingo, 29 de Mayo de 2011 18:03 )
 

La muerte

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 
Share

La muerte está ahí. Siempre acechando. Esperando a darnos una palmadita en la espalda y decirnos... “te ha tocado, ven conmigo”.

La primera sensación que nos puede venir al cuerpo es, tal vez, vértigo en primer caso y luego... miedo. Por lo menos yo lo describiría así.

Yo no estoy acostumbrado a la muerte, ni mucho menos. Tampoco digo que no tema que me pueda pasar algo o bien mañana o bien dentro de 50 años o más. Siempre está ahí, somos pedazos de carne con fecha de caducidad. Pero sí afirmo que ni me preocupa, ni me quita el sueño. Me preocupo de mantenerme vivo y de hacer las cosas lo mejor que pueda.

Si lo piensas bien, tampoco es tan mala. No apetece, da pereza pero... nos hace mejores, nos hace luchadores y creadores... nos hace valorar lo que tenemos y lo que vamos a perder cuando nos vayamos... nos hace mirar hacia atrás para luego emprender un mejor camino hacia adelante... es... por llamarlo de alguna manera, un motor de cambio.

Puede parecer que tal vez no cambie las cosas la muerte de una sola persona. Somos como un puntito en un mapa inmenso. Tal vez estemos acostumbrados a oírla todos los días en la radio, o verla en la tele, en los periódicos, en internet... pero rara vez nos deja indiferentes cuando nos pilla de cerca (un amigo, un familiar, un conocido...). Y si se diera el caso de que sí nos dejara indiferentes... el cambio se seguiría efectuando.

Sin quererlo ni pretenderlo, siendo “destruídos” por la Madre Naturaleza... estamos creando. Estamos creando un pequeñito espacio para que otra vida, mejor que la nuestra o no, se desarrolle plenamente en esto que llamamos Mundo.

Obviamente hay muertes y muertes. No es lo mismo una natural, que una que no lo es. Pero el destino es el mismo. Y, lo queramos o no, nos tocará. Antes o después.

Yo mismo he presenciado el cambio hoy mismo. Tal vez ha surtido efecto, tal vez no... pero he visto como una familia, mi familia, con sus diferencias, ha estado unida de nuevo por un motivo común. Una madre para ellos... una abuela para mi. Unos han llorado... otros no... pero hemos estado juntos. Eso es cambio. Eso es bueno y me gusta.

Siempre que hay bienes tangibles hay problemas. Por una razón u otra... ocurre, pero la muerte, muy sincera ella, siempre está para recordarnos que es un viaje de solo ida y que no hace falta facturar maletas. Las cosas no valen nada en ese lugar. Por eso, debemos darnos cuenta de que acumular cosas durante la vida no merece la pena. No si el precio es tan alto (amistad, amor, cariño...).

No puedo decir que ahora mismo sea una persona completamente distinta. Mi mentalidad sigue siendo la misma y yo sigo siendo yo. Pero un pedacito de mí ha cambiado. Mi abuela, desde su eterno silencio me ha dicho: “La vida es corta. No te dejes amedrentar por nadie ni por nada. ¡Lucha por lo que crees! y sobre todo... ¡avanza!... ¡¡avanza!!”.

Te haré caso. Lo haré lo mejor que pueda.

Gracias abuela, te quiero.

Actualizado ( Martes, 10 de Mayo de 2011 21:14 )
 

Barbarroja... escóndete, que viene los diputados...

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
Share

Poco se puede decir que ya no esté dicho sobre este tema... el "pirateo"... pero, como mucha otra gente, tengo una opinión, mi opinión y me gustaría que no pasara por alto, o por lo menos intentar manifestarme sobre el asunto.

Me pregunto yo... ¿cómo es que gente como "Super Loquillo y los Pegamoides" y el que podría apodarse como "la voz de la gente joven"... "Ramoncín" podrían ser considerados defensores (o casi "ultras") de cualquier tipo de ley antipiratería cuando ellos mismos supuestamente eran la imagen de "la rebeldía" y el "malosismo" cuando eran jóvenes?... ¿a caso no copiaban cintas de casette y se las pasaban a sus amigos cuando iban al colegio? (instituto sería decir demasiado).

Que en la actualidad sea más facil copiar o descargar, no implica que sea peor o más dañino que copiar una cinta de casette o un vídeo VHS en los años 80-90. Si eres joven y no tienes un duro... te buscas la vida.

Me hace gracia cuando hablan los políticos y los SGAEsianos y dicen que la cultura peligra. No hay cosa más estúpida y absurda que esa afirmación.

Desde que existen las redes de pares tipo Napster (la primera, que yo recuerde), eMule, bitrorrent... tenemos al alcance de un sólo click de ratón... toda la cultura audiovisual del mundo. Es extremadamente fácil poder disfrutar de cosas que en la vida podrías ver o encontrar en nuestro país. ¿Es eso "asesinar la cultura"?. Me temo que no.

Confieso que descargo muchas cosas. Pero también afirmo que religiosamente gasto mis 6.90€ cada vez que voy al cine (y entre 10-12€ por ver un truño en 3D) que, por lo menos hace un tiempo... era 1 o 2 veces a la semana y ahora, dada la calidad de las películas se ha reducido a 1 o 2 veces al mes.

También voy a conciertos y espectáculos varios cuando me es posible (voy a ver a Tricicle este mes en Mardrid y tal vez en Julio a "Iron Maiden" si consigo entradas). Además... es ahí donde realmente disfrutas de algo real y ves cuando un artista lo lleva de verdad en la sangre.

Cuando voy a ver una película tipo "Más allá de la vida" (Clint Eastwood) y veo que la sala está a rebosar sin por ello ser el día de estreno pienso... aquí algo falla. Por qué se quejan de que por culpa de la piratería la gente no va al cine y, resulta que cuando ponen una película buena, las salas se llenan... explain to me, please. ¡¡Y sin subvenciones!!

Explíquenme también, porqué cuando compramos un DVD original (por ejemplo el DVD de "En tierra hostil"), al meterlo en el reproductor y darle a play vemos, primero un cartelito diciendonos no al pirateo, bla, bla, no copiar, no lucrarse, bla, bla... hasta aquí todo normal... y a continuación, dos o tres trailers de películas que NO PODEMOS SALTAR... Gracias señores, gracias por meter publicidad en un producto comprado y que es totalmente mío y que ha costado como cualquier otro DVD original (sin rebaja por contener publicidad)... RI-DI-CU-LO.

Son tantas cosas las que quedan por decir...

¿Por qué mientras unos lloriquean por su música que no conoce nadie más allá de nuestras fronteras... otros se hacen de oro a base de hacer giras (vamos... lo que viene siendo trabajar y no vivir del cuento) y de vender música a través de sitios tipo iTunes, Spotify o similares?.

Tal vez he dicho mucho y no he dicho nada. Tal vez tampoco he profundizado mucho en nada en concreto... (también pretendo no extenderme demasiado) pero tenía que decirlo. Aunque no me lea nadie.

Actualizado ( Martes, 08 de Febrero de 2011 22:04 )
 

Electroestimulación facial y música... es posible.

E-mail Imprimir PDF
Share

Están locos estos romanos... perdón, quería decir japoneses.

Actualizado ( Domingo, 26 de Diciembre de 2010 22:12 )
 
Página 1 de 11

Menú Principal

Inicio
Opinión Personal
Noticias
Enlaces
Herramientas
Pero Qué Cojones...
Foro

Encuestas

¿Qué prefieres de un blog?
 

¿Quién está en línea?

Tenemos 2 invitados conectado(s)

Hazme famoso y rico

Facebook MySpace Twitter Digg Delicious Stumbleupon Google Bookmarks RSS Feed 

generic viagra